Recuerdos de otro mundo

La vida en una ciudad de la URSS

 trabajadorasEl sistema socialista empezó con la Revolución Rusa en el año 1917 y terminó en 1985 con la ”Perestroika”, junto a la llegada del primer presidente democrático ruso Gorbachov.

En la familia era habitual tener 2 hijos, las familias eran grandes y vivían todos en conjunto. Se solía tener trozos de huerta en cada casa, allí se podía plantar cosechas de las cuales, a parte de la comida del supermercado, te alimentabas. Muchas personas hacían conservas para el invierno. En las casas, se tenía animales domésticos. Cada uno aportaba un alimento o un material que la propia familia utilizaba. Si sobraba de este, se vendía en el mercado.

Respecto a las personas que vivían en pisos, estos los aportaba el Estado,

 

 pero eras tú el que pagaba sus gastos. Eran pisos pequeños. Alrededor de estas fincas, abajo, había parcelas. Cada trozo de parcela correspondía a un vecino, el cual podía cosechar los alimentos.

En las ciudades la gente vivía en edificios y trabajaba en fábricas, mientras que en los pueblos se vivía en casas con parcela y se trabajaba en granjas o campos. Las casas con parcela iban a tu nombr
e pero no eran de tu propiedad. Se pasaban de generación en generación.

Cada pueblo tenía una función: trabajar en los campo

Plaza

s o granjas del Estado, aportando alimentos a este que era quien los repartía.

El trabajo era obligatorio y comenzaba a los 18 años. Se viajaba solamente dentro del país, pues viajar a otros países estaba prohibido.

Cuando una mujer se quedaba embarazada, seguía trabajando hasta los 7 meses de embarazo. Entonces dejaba de trabajar y recibía una pensión. Cuando el hijo o la hija nacían, hasta sus 3 años de edad, la madre seguía sin actividad laboral. El niño podía estar en la guardería desde los 3 meses hasta los 7 años. La guardería era de lunes a viernes, coincidiendo con el horario laboral de los padres. Los libros y materiales eran gratis. Cuando acababa la guardería iba al colegio hasta los 14 años. Al acabar se podía hacer una formación profesional o permanecer allí hasta los 16 años para entrar a la universidad.

Existía una organización infantil en la que se hacía deportes y concursos. Había casas de cultura para los niños y para los adolescentes o mayores. El estado daba mucha importancia a la Educación.

La Sanidad era gratuita, de un nivel medio pero había mucha corrupción. Si pagabas te saltaban el turno y te atendían antes.

La Religión estaba totalmente prohibida. Se perseguía a sus practicantes y se destruyeron muchas iglesias.

Había muy pocas tiendas y poca variedad. Durante 2 años se usaba un talón proporcionado por el Estado. En ese documento se indicaba qué productos y cuanta cantidad se podía comprar. Se utilizaba este sistema porque se carecía de productos y se intentaba repartir equitativamente, recibiendo cada uno la misma cantidad, sin depender de su aportación al estado.

Todo este reparto social se debía al pensamiento comunista del Estado alejado del sistema de consumo capitalista basado en la oferta y la demanda que se tenía por injusto y negativo y así se inculcaba. El socialismo derivó en comunismo totalitario, siendo este conocido como la dictadura del proletariado, donde la falta de libertad se hizo insoportable.

La corrupción, la escasez, el atraso, las ganas de cambio, la falta de adaptación provocaron que el sistema saltara por los aires. En pocos meses desaparecieron instituciones que creíamos eternas y hasta el propio país cambió sus límites, su nombre y su composición. La URSS se convirtió en historia y comenzó una fase de transición que nos debía llevar a la democracia y al Capitalismo, pero eso es ya otra historia.

,